Desarrolla Tu Autoestima y Advertida!

EVIRULI, ha nacido de momentos de meditación y de la experiencia de mi vida. A través de sus textos e ilustraciones descubriremos que cada uno de nosotros es único e irrepetible, cada ser que hay en la naturaleza, cada planta y animal, cada persona, venga de dónde venga y sea de dónde sea.

Ella, Eviruli, es un ser que nadie había visto antes; sin familia, sin raices, sin nación (hoy que tantos problemas hay con los nacionalismos); pero con ganas de pertenecer al nuevo mundo en el que aparece, con ganas de ayudar y ser feliz. Aunque no todos están conformes con que haya llegado y que se quiera quedar.

A través de su historia, nos conducirá a descubrir cómo desarrollar la autoestima y la asertividad, dos capacidades, con las que todos nacemos. Al final del libro tenéis una guía práctica sobre estos dos temas tan importantes para nuestro desarrollo personal.

No os voy a destripar la historia.

INTERIOR EVIRULI 1

Todos los que viváis cerca no os deberíais perder la oportunidad de conocer a Gemma y aprender de ella, os prometo que no os vais a aburrir. Nos vemos en el nuevo evento, esta vez en El Escorial.

Si quiere saber mas sobre ella y su trabajo puedes entrar en su blog: gemmasanchez.com o entrar en su facebook y alucinarás.

Cuentacuentos Eviruli – El Escorial

junio 1 a 6:00 pm
Biblioteca Municipal El Escorial, Plaza de España, 0
El Escorial, Madrid 28280 España
+ Google Map
Gratuito
En el universo, cada día, nacen miles de seres únicos e irrepetibles como TÚ. Si quieres desarrollar tu AUTOESTIMA y ASERTIVIDAD descubre la historia de Eviruli.

Más Información »

BUSQUEDA DELA DIVINIDAD. DENTRO O FUERA DE NOSOTROS?

Es muy probable que más de alguna vez nos hayamos preguntado si lo que estamos haciendo es espiritual o banal. Esta es una pregunta válida pues muchos de nosotros, por diversas razones, hemos acuñado un concepto disociativo entre lo que creemos es espiritual y lo que creemos que es material. Por ejemplo, existe la creencia de que alguien espiritual debe casi carecer de medios económicos o que si se trabaja en sanaciones espirituales -al ser un don del Espíritu- no se debería cobrar. También está la creencia de que el sufrimiento y las privaciones son válidas para una persona espiritual. Hay muchas más creencias de este tipo y es probable que cada uno encuentre algunas otras que han sido sostenidas en sus vidas por años.

La búsqueda “afuera”

Una de esas falsas creencias es la búsqueda de la Fuente Divina fuera de nosotros como si tuviéramos que ir hacia ella. Pero no podemos ir hacia el Gran Espíritu, pues ya nos encontramos en Él. Nada hay fuera de Dios. “No hay dos, es un solo Ser actuando” señalaba el físico teórico John Wheeler (1911 – 2008). En esa misma línea el físico cuántico Fred Alan Wolf señala que “moverse en Dios es como lo que sería el agua para un pez”, sin embargo, agrego que Dios es también el pez. La Divinidad es una única fuente de todo lo que simplemente existe o es. Esta misma filosofía es la que propugna el Taoísmo.

Existen diferentes niveles de consciencia en las distintas dimensiones, lo que da una infinita riqueza creadora. Es decir, la Fuente Divina posee un infinito poder de creación gracias a que se experimenta a sí misma mediante las experiencias que el alma o esencia de cada ser atesora en el lapso de tiempo que ha decidido ser.

Como Dios es infinita abundancia y todo, sin excepción proviene de esta Fuente, entonces, no hay por qué creer que el que busca el Espíritu debe renunciar a la materia. Nada más alejado de la realidad, pues la materia es también Espíritu sólo que otra densidad y si bien cada uno de nosotros es un alma encarnada teniendo una experiencia de esta dimensión, y tiene las mismas necesidades que cualquier otro ser humano.

La gran diferencia se establece en el nivel de consciencia que desarrolla aquel que busca el contacto con la Fuente. Es decir, hacer las mismas cosas que el resto pero por razones diferentes y si el nivel de consciencia logra trascender el ego, entonces las necesidades de esta dimensión comienzan a perder fuerza porque se ha espiritualizado la materia. A eso vinimos y no a dejar que la materia se apropie de nosotros y haga que nuestra consciencia no despierte.

El mapa de ruta

La búsqueda de la Divinidad no es afuera, es ir hacia el interior mediante la auto observación unida a la meditación (la que sea). Ambas nos ayudan a descomprimir nuestra mente. Eso hará que dejemos de sufrir o de ser vapuleados por los acontecimientos que pareciera nos ocurren, cuando en realidad los generamos de acuerdo al nivel de vibración o consciencia que hallamos desarrollado, por la Ley de Atracción.

Cada camino es individual y lo que es útil y armónico para unos, no lo es para otros, por lo que cada uno debe buscar su propio norte. Una guía que puede ayudar mucho a señalarnos el camino es que “todo aquello que es verdadero en nuestras vidas, nos proporcionará armonía y todo lo que no lo es, nos traerá sufrimiento”, Ley de Correspondencia (El Kybalión).

No deje que el poder del ego le lleve por el camino de la dicotomía, de lo blanco o negro pues eso es conciencia de la materia, el Espíritu es amor puro, absoluta neutralidad no juzga ni polariza, es un estado de quietud y armonía permanentes.

Seguro que usted se pregunta ¿Cómo hacer para lograr ese estado? Es una tarea que requiere de constancia, pero se hace en lo cotidiano, en la rutina diaria. Cada día un poco más, hay que trabajar sobre uno. No hay recetas, ni píldoras que entreguen iluminación instantánea. Si así lo promocionan en algún lugar, es mejor tener cuidado.

Cada uno de nosotros es un héroe para sí mismo y como tal debe, necesariamente, pasar por un camino de transformación para dejar atrás el ropaje que ya no es útil para la siguiente etapa. Joseph Campbell (historiador y filósofo estadounidense, 1904-1987) en su libro “El Héroe de las Mil Caras” (1949), establecía algunos pasos cíclicos que cada uno de nosotros (el héroe, como arquetipo) debía seguir para llevar a cabo esa transformación: Partida o Separación – Iniciación, Toma de Conciencia – Regreso y modificación del mundo personal. La idea central es que para lograr una transformación profunda hay que hacer un viaje hacia el interior para mirar lo que somos, lograr vislumbrar algo de ello y luego volver a lo cotidiano con la sabiduría incorporada, para así cambiar la realidad que nos rodea.

No tiene que ganarle a nadie, ni competir para demostrar algo, ni ir a algún lado para mostrar sus capacidades: hacia donde tiene que ir es hacia sí mismo.

Ver “Movimientos conscientes para practicar mindfulness en casa I Gemma Sánchez” en YouTube

Nos movemos un poquito? No te estreses son movimientos muy simples que lo que van a conseguir es hacer que te sientas mejor Asíque ánimo y ya veras como haciéndolos un poco todos los días….

El Movimiento Consciente trabaja desde la musculatura profunda, respetando la corrección postural.

La calidad de vida depende en gran parte del estado en que estén nuestros músculos, articulaciones y huesos. El cuerpo va cambiando en las diferentes etapas de la vida. Si, a diario, dedicamos unos minutos a realizar un trabajo corporal consciente conseguiremos evitar los dolores producidos por la musculatura en tensión. Así podremos alargar la vida activa del cuerpo y experimentaremos, además, una placentera sensación de comodidad.

Movimiento Consciente es un nuevo método de trabajo corporal suave y profundo que ayuda a conocer y mejorar tu cuerpo partiendo de la autopercepción. Busca el fortalecimiento y elasticidad muscular y de las articulaciones, logrando movimientos saludables, armónicos y placenteros.

Para tener un cuerpo saludable, que funcione correctamente, es necesario aprender a mantener activo todo nuestro esquema corporal. En la infancia nuestro cuerpo tiene las condiciones propicias para tener una vida orgánica y sana, pero a causa de malas costumbres, momentos de presión y crispaciones, la musculatura se va tensando y el fluir lógico de nuestra estructura, se va dificultando. Con la repetición de estos procesos, las formas se van anclando y así se conforma una coraza, con la cual es difícil sentirse cómodo.

Teniendo en cuenta que, diariamente realizamos infinidad de movimientos con el lado dominante del cuerpo (el derecho, si somos diestros; el izquierdo si somos zurdos), es lógico, que repercuta en la diferencia de elasticidad y fuerza de la estructura corporal de un lado y otro. También las personas que por su actividad pasan mucho tiempo en una misma postura, ven que con el tiempo esto afecta su salud. No olvidemos que cuando hay una mala postura corporal, fuera del eje el efecto de la gravedad la acentúa con el paso del tiempo.

Este método aborda el cuerpo y el movimiento de una forma personalizada, con una mirada sensible, observando el estado corporal de cada persona, teniendo en cuenta las distintas edades, condiciones físicas y posibilidades, la escucha que cada uno hace de su propio cuerpo.

Con la práctica se consigue recobrar la movilidad y la vitalidad de los músculos que los acontecimientos o los malos hábitos han llevado a retraer, incluso acortar o atrofiar. Además de ampliar la conciencia corporal. Parte de la tarea consiste en ir localizando los nudos de cada uno y aprender a disolverlos mediante movimientos.

Un cuerpo preparado para la adversidad.
El beneficio más importante de un cuerpo suficientemente fuerte y elástico tanto en la estructura externa como en la musculatura profunda es la prevención de daños mayores en caídas, movimientos bruscos o de esfuerzo. Por ejemplo, si andando por la calle nos torcemos un tobillo en una acera rota, con un estado físico saludable veremos que:

– Al tener flexibilidad, los tendones no se rompen, sino que pueden hacer un efecto de ida y vuelta gracias a su capacidad elástica.

– La musculatura fortalecida sostiene la zona en peligro, impidiendo que el golpe tenga mayores consecuencias y protegiendo los huesos.

Corrigiendo tu postura
El conocimiento del propio cuerpo es el comienzo de una buena salud, a partir de esto comienza una transformación que irá por etapas.

Las posturas y actitudes corporales pueden cambiarse. Para ello es necesario un trabajo que implique observarse y tomar conciencia de nuestros hábitos. Así tendremos libertad para experimentar nuevos movimientos, disfrutar de nuestro cuerpo y cuidarlo mejor.

Lo que buscamos es “recolocar” el esquema corporal. Huesos, tendones y músculos están conectados entre sí formando una red en la que dependen unos de otros. Al modificar una zona, todas las cadenas musculares hacen eco de este cambio y necesitan reacomodarse a la nueva situación, ya sea para alargarse, acortarse, relajarse o adquirir más tono, según sea su función, hasta poder ir logrando el equilibrio deseado. Se trata de modificaciones complejas que hay que ir siguiendo en su evolución de forma personalizada.

La corrección postural hace que ahorremos energía, en vez de gastarla intentando llevar estas dificultades a cuestas. Con una buena postura, manteniéndonos en el eje, la musculatura sostiene el esquema corporal correctamente, lo que permite obtener un mayor rendimiento.

Un ejemplo de cómo los hábitos corporales influyen en nuestra vida cotidiana: observemos los dedos de nuestros pies, que en la mayoría de las personas están muy juntos, y con pocas posibilidades de movimiento, lo cual influye en la forma de pisar y caminar. Y con esta base, se van a ir configurando los huesos y músculos de todo el cuerpo.

En un trabajo de corrección postural, se presta especial atención a columna, cuello, ubicación de la cabeza, hombros, forma en que pisan los pies y dirección de las rodillas. El resultado es un cuerpo más “cómodo” y el fluir de movimientos.

Es importante recordar que todo cuerpo puede ser modificado, estas estructuraciones son reversibles. ¡Solo hay que proponérselo y comenzar cuanto antes!

Comunicación corporal: un juego de sutileza y creatividad.
¿El lenguaje corporal influye en la imagen que transmitimos? ¡Claro que sí!
Quien tiene una espalda estirada, se mueve con seguridad y relajación suele transmitir confianza.

Es imposible no comunicar algo, la sola presencia de una persona en un lugar determinado ya está comunicando. La comunicación comienza con nuestro lenguaje “no verbal”
Uno de los efectos extra de la mejora postural es precisamente que nuestra sola presencia comunica positividad.

Además de tener en cuenta la salud, ¿por qué no buscar también la belleza del movimiento? La forma en la que andamos, nos movemos, nuestros gestos, son la vía de comunicación que tenemos con nuestro entorno. La armonía y elegancia es algo que transmiten aquellas personas cuyos movimientos fluyen orgánicamente.

El Método Movimiento Consciente se adapta a todas las edades y estados físicos, cada persona aprende a escuchar su cuerpo y va avanzando en la medida de sus posibilidades, sin prisas y con respeto. Se busca que todos puedan sentirse autónomos en su cuidado, ya que el objetivo es aprender a sentir y escuchar lo que la percepción interna nos va indicando.

Es conveniente que durante el aprendizaje de esta técnica, el profesor, indique las correcciones que necesite cada cuerpo, ya que por experiencia posee un ojo clínico que detecta en qué lugares el fluir orgánico del cuerpo tiene obturaciones y así, paso a paso, irá ayudando al alumno a lograr que toda la musculatura involucrada en esta descompensación se vaya colocando en el sitio correcto y con un tono, fuerza y función adecuadas.

Se irán despertando todas las zonas dormidas o débiles, sobre todo la musculatura profunda, que en las gimnasias tradicionales no se tiene muy en cuenta. Así se pueden ir eliminando infinidad de dolores y rigideces musculares. Se trabaja a favor y no en contra del cuerpo: no se lo fuerza ni se lo sobreexige. En esto, este método se diferencia claramente de otros tipos de trabajos corporales.

Creo que para que haya aprendizaje es necesario trabajar desde la empatía y la escucha, esto unido a herramientas como la creatividad y el juego, nos lleva a adecuar la comunicación para que según la situación sea sutil y a la vez eficaz.

He elaborado este método tras la investigación y práctica de distintas técnicas de trabajo corporal, más los años de experiencia docente dedicada a adultos y niños, con quienes he hecho un recorrido desde la conciencia corporal hasta la creatividad y la expresión.

No Faltéis Al Nuevo Evento

Cuentacuentos Berta – Parla

abril 28 a 12:00 pm1:00 pm

Gratuito

Un resumen sencillo sobre la práctica de la ATENCIÓN PLENA o MINDFULNESS

Hay personas que me han escrito para pedirme más información sobre mindfulness. Y aquí está. He intentado ser sencilla y experiencial a la hora de explicarlo; pero cualquier duda, ya sabéis que me podéis escribir.

Comienzo con el siguiente vídeo y después os invito a profundizar:

¿Qué es la atención plena o mindfulness?

La experiencia en la practica me ha llevado a comprender que el Mindfulness es: la capacidad que tenemos (nacemos con esta cualidad, solo hay que desarrollarla) de anclar nuestra atención, enfocarla,  en el momento presente.  Poco a poco, este ejercicio se convierte en una forma de vivir: estar despiertos a lo que nos rodea y sucede, tal y como es, sin juzgarlo.
Esta habilidad, cuando se ejercita, genera una energía que transforma nuestra vida a todos los niveles: salud, relaciones… Por ello en mi cuento ilustrado “Berta, la rana despierta”, la abuela le dice a la ranita que es: “La magia de ser consciente”.

Me gustaría aclarar que NO ES atención plena. He leído artículos que están uniendo el mindfulness a conceptos que están lejos de lo que representa de verdad:

  • NO ES estar siempre con la sonrisa en la boca, rechazando otras emociones que consideramos negativas.  La tristeza, el enfado, el asco, la duda… todas las emociones nos dan una información muy valiosa para sobrevivir en el mundo. Afortunadamente las tenemos y podemos disfrutarlas. Son temporales y pasan. La atención plena ayuda a reducir su intensidad y nos da el poder de decidir, cuando la tormenta va amainado.
  • NO ES vaciar la mente o dejarla en blanco. Es difícil no pensar. Yo suelo explicar en mis cursos que se trata de decidir qué pensamos, a qué pensamientos cerramos la puerta y a cuales, en determinados momentos, dejamos entrar para tomar decisiones. Los pensamientos no deben tomar el mando de nuestra vida.
  • NI una simple técnica de relajación. Hay personas que empiezan su acercamiento al mindfulness como una forma de relajarse. Pero quedarse en ese punto es como correr una carrera de 2 km y parar en los primeros 500 metros.
  • NI se trata de no tener metas, planes u objetivos. Todo lo contrario, la práctica ayuda a crear, centrarse, planificar, ver con más claridad, de forma más objetiva todo el proceso de creación de cualquier proyecto personal o profesional. Es imprescindible para crear estar centrado y enfocado.
  • Tampoco es vivir relajado sin responsabilizarse ni decidir nada. La práctica te vuelve más consciente de quién eres, dónde estas y cómo está el mundo, tú papel en él y en tu familia, tu trabajo, grupo de amigos. La persona es más consciente y por ello más crítica, más comprometida.

¿En qué nos beneficia la práctica de la atención plena? La verdad es que la respuesta es muy amplia, intentaré concretar:

  • Nos ayuda a disfrutar más de lo que somos y hacemos: Desarrolla la autoestima porque empiezas a prestar atención a las situaciones, pensamientos, emociones y experiencias de tu vida, te observas y descubres quién eres, qué te gusta o no de ti mismo (el auto concepto) y decides qué cambiar, qué desarrollar, qué hacer con tu vida.  Hasta comienzas a hablarte con más amabilidad, a darte permiso para equivocarte, probar cosas nuevas, perdonarte y perdonar.
  • Fortalece la comunicación eficaz con nosotros mismos y con los demás: comienzas a escuchar de forma activa, sin interrumpir, empatizando y dialogando. Como indico en el vídeo, la atención mantenida y sin juzgar te da amplitud de mente en las relaciones con los demás. Fomenta un cambio total de actitud respecto a la comunicación, que vuelve esta una herramienta más eficaz.
  • Frena los pensamientos y creencias que nos hacen daño: nos volvemos más conscientes de nuestro dialogo interior. En vez de huir de los pensamientos y preocupaciones decidimos darnos cuenta de ellos y de su “sentido” (o “sin sentido” en algunas ocasiones). La atención plena nos permite romper, dar a la tecla de stop de la película de nuestros pensamientos y cambiar de canal, cambiar de programa, a otro que nos ayude más a enfocarnos hacia nuestros proyectos de vida.
  • Desarrolla nuestra inteligencia emocional. Las emociones surgen de manera espontánea, pero enseguida las unimos a pensamientos. La atención plena nos facilita además de reconocer nuestros pensamientos, descubrir nuestras emociones ydarnos cuenta de cómo nos afectan. Y a partir de ahí, decidir cómo queremos sentirnos, pensar y reaccionar.
  • Colabora en la gestión del dolor y la enfermedad: cuando centramos la atención en cualquiera de estas prácticas rompemos la conexión de la mente con la preocupación, la ansiedad, el miedo o la ira que desencadenan, a veces, las enfermedades y el dolor. El dolor, duele más, cuando los pensamientos son negativos o están distorsionados.
  • Reduce los niveles de ansiedad, fatiga, depresión o agresividad:  La práctica nos ayuda a aumentar la capacidad de reconocer y gestionar las consecuencias de los sentimientos y emociones que nos empujan a reaccionar de forma precipitada, nublando nuestros sentidos y a darnos cuenta de los pensamientos negativos y paralizantes que salen a escena. Si reconocemos lo que nos genera ansiedad, deprime o paraliza podemos dejar de alimentarlo.
  • Disminuye los trastornos del sueño y de la alimentación: muy conectados con altos niveles de estrés, ansiedad, depresión, ira y la conexión con pensamientos o creencias negativas sobre nosotros mismos, baja autoestima, falta de motivación.. .
  • Fortalece nuestra salud, las defensas de nuestro organismo. Todos los sistemas de nuestro cuerpo mejoran. La práctica sanará cada una de nuestras celulas, la piel, la circulación de la sangre, el sistema inmunológico. Es real. Yo doy fe.
  • Potencia las funciones cognitivas y habilidades: percepción, memoria, atención, concentración… Todos los alumnos a los que he ayudado a preparar exámenes, saben que una práctica constante les ayudará durante el estudio y en las pruebas, ya sean orales o escritas. Y además, necesitan menos tiempo de estudio.

Algunas prácticas para desarrollar la atención plena:

Como cualquier habilidad la atención plena requiere de un entrenamiento. Sería genial tomar una pastilla para “ser consciente”; pero resulta  se parece más a “un deporte”.

Lo interesante es que hay muchas formas de entrenarse y podemos empezar con 5 minutos al día y una actividad sencilla.Las que mejor funcionan son las más rutinarias como: limpiar el polvo, hacer la comida, fregar los platos, caminar al trabajo, comer disfrutando de los alimentos, contemplar un amanecer… Aquellas en las que desconectamos más fácilmente y nos ponemos en piloto automático. Pues esas son las mejores para practicar. No hay excusa o justificación porque cualquier actividad, en la que decidamos estar consciente, puede ser un momento estupendo para practicar. El primer ingrediente es querer prestar atención en ese momento.

Te he de advertir, como indico en el vídeo, que cuando comiences con esta práctica, te darás cuenta de la cantidad de pensamientos que vienen y van por tu mente y como hacen “zapping” sin pedirte permiso. Incluso puede que te plantees que esto del mindfulness es improductivo. La marea de pensamientos nos puede parecer incontrolable; pero es necesario continuar entrenándonos, ser constante y disfrutar del proceso, del camino, sin centrarnos en los resultados inmediatos o en la meta. Sinceramente, tienes que darte un par de meses de plazo practicando sin pausa; pero sin prisa.

La respiración consciente une nuestro cuerpo, mente y espíritu. Todo en UNO. 

Es la técnica que utilizo en muchos de los vídeos de juegos, cuentos y meditaciones del canal de YouTube.

  1. Empieza por buscar un sitio tranquilo, sentado, tumbado o de pie, incluso puedes realizar esta práctica caminando.

Si estás sentado, que tus piernas y brazos estén descruzados. Siéntate cómodo, evita estar rígido; pero coloca tu espalda derecha, apoyada en el respaldo. Puedes cerrar tus ojos o mantenerlos abiertos. Yo soy muy visual; así que los cierro para concentrarme mejor. Reposa tus manos en los muslos o en el regazo.

  1. Durante unos minutos presta atención a tu respiración normal. No se trata de hacer respiraciones profundas. Simplemente fíjate como el aire entra por tu nariz, se calienta en ella, baja hasta los pulmones, abdomen o se queda a nivel clavicular y después vuelve a salir.
  2. Ahora, si quieres puedes realizar algunas respiraciones profundas. La respiración profunda, también llamada diafragmática, abdominal o de ritmo consiste en realizar inspiraciones y espiraciones más intensas; que proporcionan mayor calma, control de la ansiedad y de la tensión. Inhala por la nariz, lentamente, mientras cuentas mentalmente 4 y al exhala hasta 8. Después a 5/10, 6/12 inspiraciones/espiraciones. Contar también colabora en la concentración además de en la atención y la relajación.

Durante todo este proceso, si te descubres pensando en algo distinto al ejercicio, date cuenta y deja pasar los pensamientos, suéltalos y vuelve a observar tu respiración. Es normal. Ya te comenté que a medida que avances en la práctica, verás que hay muchos más pensamientos poblando tu mente de los que veías en un principio. Ahora eres más consciente de tus pensamientos. Solo tienes que continuar para tomar el mando de tu vida.

Puedes repetirte algunas frases para ayudarte como: “Inspiro porque estoy vivo, expiro y doy gracias a la vida”.

Y puedes realizar, en este estado, alguna actividad como cocinar, limpiar, leer, conversar. Las  actividades realizadas con atención plena nos alimentan, nos riegan, nos hacen crecer. Sin duda.

Contacto: gsrivera2@hotmail.com

7 frases de Buda que cambiarán tu vida

Frases de Buda

Muchas personas preferimos referirnos al budismo más como una filosofía de vida que como una religión, teniendo como referencia las frases de Buda, sus máximas o sus textos como modo de vida. El budismo es una de las religiones más antiguas que aún se practica por unos 200 millones de personas en todo el mundo. Lo que ha facilitado que esta filosofía o religión perdure a lo largo del tiempo y siga ganando seguidores.

La razón por la que el budismo tiene tanto seguidores es la sencillez en cómo se trasmiten mensajes llenos de sabiduría que permiten mejorar nuestra calidad de vida. Pero para su entendimiento e integración de significado no tenemos por qué hacernos seguidores de esta religión.

“No pienses que no pasa nada, simplemente porque no ves tu crecimiento… las grandes cosas crecen en silencio”

-Buda-

Tan solo es necesario abrir nuestro corazón y llevar a cabo una apertura mental con ilusión para adentrarnos en la filosofía budista. Hoy os presento las mejores 7 frases de Buda que te cambiarán la vida.

1. El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional

Mujer sufriendo

Teniendo en cuenta que a las personas solo nos puede dañar aquello a lo que le damos importancia, evitar el sufrimiento inútil puede consistir simplemente en dar un paso atrás, desligarse emocionalmente y ver las cosas desde otra perspectiva. El dolor es algo físico e inevitable, pero el sufrimiento es una elección, depende de nosotros, de nuestros pensamientos y emociones.

Lleva práctica y tiempo, pero merece la pena llevar a cabo este gran aprendizaje. Como guía para ello, otra de las frases de Buda que nos puede servir de referencia sobre cómo comenzar es: “Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos”.

2. Alégrate porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora

Solemos pensar solamente en el pasado o estar excesivamente preocupados por el futuro. Esto nos lleva a no vivir el momento y que nuestras vidas pasen de largo sin ser conscientes. El budismo nos enseña el aquí y ahora. Por tanto, debemos aprender a estar plenamente presentes, a disfrutar de cada momento como si fuera el único.

El pasado ya pasó y el futuro está por venir, en realidad no podemos hacer nada por ello. Pero si vives el presente y te centras en lo que estás haciendo, aprenderás a ser consciente, a vivir el momento y a disfrutar de todas esas experiencias de las que eres participe y antes no te dabas ni cuenta.

3. Cuida el exterior tanto como el interior, porque todo es uno

Para encontrar un verdadero estado de bienestar es imprescindible que mente y cuerpo estén en un equilibrio. No centrarnos demasiado en el aspecto físico o, por el contrario, en el aspecto interior. Mantener un equilibrio nos ayudará a sentirnos más plenos y conscientes del aquí y ahora, facilitándonos una plenitud emocional más rica.

Mujer practicando mindfulness

Cuida tu exterior, pero también cuida tu interior. Practica el contacto con lo que te rodea y no te olvides de practicar el contacto contigo mismo, con tu interior. La meditación o el yoga pueden ayudarte en esta tarea. El mundo es un reflejo de nosotros mismos.

4. Más vale usar pantuflas que alfombrar el mundo

Para encontrar nuestra paz interior, tenemos que ser conscientes de nuestros potenciales personales y aprender a saber dosificarlos, así como nuestros recursos. De esta forma viviremos un auténtico crecimiento y evolución. De nada sirven las prisas, los impulsos y la velocidad.

Los grandes objetivos siempre se consiguen a largo plazo. Por lo tanto, cultiva tu paciencia, dosifica tus recursos y avanza. Poco a poco irás evolucionado, poco a poco irás creciendo pero todo a su ritmo. Las prisas no son buenas consejeras, no lo olvides.

5. No lastimes a los demás con lo que te causa dolor a ti mismo

Se trata de una de las frases de Buda que nos permite eliminar casi todas las leyes y mandamientos morales actuales en nuestra sociedad. Teniendo parecido significado con la frase “no le hagas a los demás lo que no te gustaría que te hiciesen a ti”.

Esta quinta reflexión es una de las frases de Buda que va mucho más allá, ya que consiste en un profundo conocimiento de nosotros mismos y una gran empatía para/con los demás, que requiere también de mucha conciencia y responsabilidad por nuestra parte. Implica un darse cuenta acompañado de una buena práctica, poniéndonos en el lugar de los demás.

Dos mujeres apoyándose

6. No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita

Nuestro deseo de tener más, tanto en el plano material como el emocional, es la principal fuente de todas nuestras preocupaciones y desesperanzas. Su máxima se basa en aprender a vivir con poco y aceptar todo aquello que nos brinda la vida en su momento.Ello nos llevará a una vida más equilibrada, reduciendo el estrés y muchísimas tensiones internas.

El hecho de desear más cosas a menudo solo indica falta de seguridad, que nos sentimos solos y necesitamos llenar esos vacíos. Sentirnos a gusto con nosotros mismos permite dejar atrás la necesidad de no tener que demostrar nada. Las posesiones no nos llevan a la felicidad. La felicidad es una actitud y por lo tanto es algo que se cultiva desde dentro.

7. Para entender todo, es necesario olvidarlo todo

De pequeños estamos en continuo aprendizaje. Nuestro mapa mental aún no está diseñado, lo cual nos hace abiertos a “todo” y a la capacidad de entender cualquier cosa. No sabemos juzgar. Al contrario todo lo que nos sea mostrado, lo acogemos con ganas de aprender y de disfrutar.

Pero a medida que crecemos, nuestra mente se llena de condicionamientos y normas sociales que nos indican cómo debemos ser nosotros mismos. Cómo deben ser las cosas, cómo debemos comportarnos e incluso qué debemos pensar interiormente. Nos volvemos inconscientes con nosotros mismos y nos perdemos.

“Lo que eres es lo que has sido. Lo que serás es lo que haces a partir de ahora”

-Buda-

Mujer libre

Para cambiar y ver las cosas desde una perspectiva más sana para nosotros, tenemos que aprender a desligarnos de las creencias, hábitos e ideas que no provienen de nuestro corazón. Para ello, esta frase budista nos servirá para comenzar el proceso: “En el cielo no hay distinciones entre este y oeste, son las personas quienes crean esas distinciones en su mente y luego piensan que son verdad”.

EVIRULI: cuento ilustrado para desarrollar la autoestima y la asertividad I Gemma Sánchez

El miércoles os puse algo sobre ella para que la conocierais mejor….

 

 

Somos únicos e irrepetibles, como EVIRULI

¡Ya ha llegado mi nuevo cuento ilustrado: EVIRULI!

No sabéis las ganas que tenía de tenerlo entre las manos, ver todas las imágenes y el texto, cómo quedaba por fin cosido y en un tamaño más grande. Un cuento ilustrado en toda regla, como los que siempre había visto en las librerías. Ahora, gracias a mi familia, amigas y a Luis mi editor, ESTÁ PUBLICADO. ¡BIIEENNNNN!

Ahora, simplemente; si os gustó lo que os puse recordaros que este sábado 21 de Abril en Coslada tenéis una cita con Gemma que os hablará mas sobre Eviruli….

img-20180417-wa0000-1717087931.jpg

4 técnicas de relajación para dormir mejor

chica practicando técnicas de relajación para dormir mejor

Así, algo que no podemos dejar de lado es el hecho de que cualquier alteración en este ritmo circadiano del sueño, trae consigo toda una cascada de problemas. Nuestra memoria, atención, nuestra capacidad de aprender e incluso nuestro estado de ánimo se ven afectados por un mal descanso.

Por otro lado, algo que nos advierten en un interesante artículo publicado en la revista “Psychology Today” es que somos ya una sociedad habituada a dormir cada vez menos. Sin embargo, ni siquiera nos damos cuenta de lo cansados que estamos…

Es algo en lo que reflexionar…

Mujer con cansancio

Técnicas de relajación para dormir mejor

Si tenemos una deuda con nuestro descanso nocturno, nada mejor que hacer uso de las técnicas de relajación para dormir mejor. Se ha podido demostrar que estas estrategias básicas de respiración, meditación y relajación progresiva son eficaces para conciliar un sueño de calidad. Sin embargo, es importante destacar también otros aspectos clave que son esenciales para potenciar nuestro descanso nocturno.

  • La regulación circadiana “existe” en cada célula del cuerpo. Nuestro hígado, nuestros riñones, cerebro, sistema linfático e incluso nuestra piel, están programados para realizar importantes labores en horas nocturnas y mientras dormimos. Por tanto, en la medida que nos sea posible debemos respetar los ciclos de luz-oscuridad y dormir en esas horas de menos luz.
  • Las cenas deben ser ligeras.
  • Es recomendable prescindir de los dispositivos electrónicos dos horas antes de acostarnos. Son muy estimulantes.
  • La temperatura de nuestra habitación debe estar entre los 15º y los 22º. Más frío o más calor afectará a nuestro descanso.

chica con auriculares practicando técnicas de relajación para dormir mejor

1. Técnica del Chi Kung para dormir mejor

La práctica del Chi kung tiene su origen en la medicina tradicional china. Para quien no la conozca, le interesará saber que esta disciplina orienta su finalidad a mantener la salud a través del equilibrio de la mente, la respiración y el ejercicio físico. Entre sus ejercicios podemos encontrar numerosas técnicas para dormir mejor. Esta es una de ellas.

  • Nos sentaremos con las piernas cruzadas en la cama y descalzos.
  • Dejaremos nuestra mente en blanco. Soltaremos todos los pensamientos para centrarnos en la respiración.
  • Inhalaremos un poco de aire por la nariz y luego lo exhalaremos por la boca de forma sonora. Repetiremos este proceso cuatro veces.
  • Ahora nos masajearemos la planta de un pie con un dedo solamente. Lo haremos en círculos, en el sentido de las agujas del reloj durante 3 minutos. Después, repetiremos en el otro pie.

2. Ejercicio basado en el entrenamiento autógeno

Esta técnica es muy efectiva para el tratamiento de los trastornos de ansiedad y los trastornos psicosomáticos. El entrenamiento autógeno fue desarrollado en el siglo pasado por el neurólogo y especialista en hipnosis Johannes H. Schultz. Se centra sobre todo en focalizar nuestra atención en las sensaciones físicas para llevarlas después a un estado de relación profunda.

Veamos un ejemplo.

mujer practicando técnicas de relajación para dormir mejor

  • Nos tumbaremos en la cama. Debemos sentirnos cómodos.
  • Cerraremos los ojos y nos centraremos en nuestro brazo izquierdo. Nos repetiremos mentalmente “el brazo izquierdo me pesa, me pesa mucho y lo noto caliente”.
  • Repetiremos esta frase cinco veces hasta que físicamente percibamos ese peso, ese calor.
  • Una vez lo sintamos, nos diremos “ahora me siento relajado, ahora estoy completamente tranquilo”.
  • Seguidamente, respiramos en profundidad y elevamos ese brazo sintiendo su ligereza, su relajación.
  • Después, seguimos con otra parte de nuestro cuerpo.

3. Imagen guiada con música

Otra de las técnicas para dormir mejor más conocida es sin duda la imagen guiada. Esta estrategia resulta útil tanto para favorecer la relajación como para tratar dolores físicos, puesto que se basa en la idea de que la mente y el cuerpo están conectados. Esta unión, este lazo de poder es algo que podemos usar a nuestro favor en el día a día.

Este ejemplo nos puede ser de utilidad.

  • Nos sentaremos en la cama, cómodos, tranquilos, relajados.
  • Podemos hacer uso de esa música relajante que tanto nos gusta: sonidos ambientales, melodías relajadas…
  • Ahora, pondremos en nuestra mente una imagen. Un escenario de paz lleno de estímulos suaves, envolventes y relajantes. Puede ser una casa en un lago, un bosque, una isla, una pradera al atardecer…
  • Todos nuestros sentidos deben ser receptivos a dichos estímulos: sentiremos la frescura de la brisa, el olor del bosque, el sonido de los árboles mecidos por el viento, el sol del atardecer en nuestra piel…

Paisaje de un bosque

4. Respiración lenta, profunda y consciente

En cualquiera de las técnicas de relajación para dormir mejor no puede faltar el control de la respiración. Respirar bien, respirar de forma adecuada, genera increíbles beneficios en nuestro organismo. Así, un hecho que puede sernos de gran ayuda es aprender a practicar la respiración diafragmática.

El objetivo de este ejercicio llevar la mayor cantidad de aire a la zona baja de los pulmones. De este modo, mejoramos la captación de oxígeno, nuestros pulmones se benefician y favorecemos un estado de relajación total en nuestro organismo.

  • Empezaremos inspirando en profundidad durante 4 segundos dirigiendo ese aire hacia el abdomen.
  • Ahora aguantaremos la respiración 7 segundos.
  • Seguidamente, exhalaremos de forma sonora por la boca a lo largo de ocho segundos.

Para concluir, una vez expuestos estas técnicas de relajación para dormir mejor, debemos elegir aquella o aquellas que más vaya con nosotros. Lo ideal, es hacerlas nuestras, integrarlas en nuestra rutina nocturna, justo media hora antes de acostarnos. Semana a semana iremos notando sus maravillosos efectos.

WordPress.com.

Subir ↑